Las primeras con las que procesionó la Cofradía en 1.946, fueron las antiguas de la Hermandad de la Coronación (desaparecida en la Guerra Civil), que consistían en un manto de muaré morado de seda y cordón de oro con tres grandes borlas en forma de toisón, cerrando el manto cuatro broches de oro. El capillo era de terciopelo morado con un águila imperial y una corona de espinas bordadas en oro. Se completaba con zapato negro, guantes blancos y cetro de bronce, con un águila imperial.


Primeras Túnicas

            En 1.947 desfilaron las primeras túnicas de la Cofradía, que eran de color morado, como las antiguas de la Coronación, aunque con telas de peor calidad, dada la época.


            Estas túnicas se cambiaron en el año 1.949 por otras, que consistían en un gran manto de color blanco, con botones morados y capillo, también morado, con las iniciales JHS (escudo de la Cofradía) bordadas. Se completaba con zapato negro, guantes blancos y cetro rematado con el escudo de la Cofradía.

 
 

Túnicas de la Cofradía entre 1.949 y 1.955




            La túnica actual data de 1.956, según diseño de D. José Mur y consiste en túnica de color blanco, con botonadura en terciopelo morado, cíngulo de seda dorado, capa de seda dorada con los escudos de las cuatro ordenes militares a la altura del hombro izquierdo y capillo de terciopelo morado, con el anagrama JHS en tul, a través del cual se consigue la visión. Zapato negro, guantes blancos y cetros niquelados con el anagrama de la Cofradía.

 

Túnicas actuales
 
 

Representación de las túnicas antiguas
 

Detalle de la capa